· 

Los mesófilos con hambre saben mejor

Los pájaros siempre han estado ahí, solo que esta vez tuviste el tiempo y la serenidad para escuchar su canto.

 

 

La pandemia nos ha dejado aspectos positivos uno de ellos fue desacelerar y poner pausa de la vida tan ajetreada que llevamos (algunos), y otro aspecto que nos dejo fue (forzosamente) adquirir nuevos hábitos de limpieza.

 

 

Ahora que tuve el tiempo de contemplar a las aves, algo que solía contemplar (Y creo que tú también si eres supervisor y jefe de calidad) la falta de procedimientos de limpieza y saneamiento en la vida cotidiana y más cuando andas en la calle:

 

 

Vamos a repasarlos, disculparas si me pongo algo escatológico:

 

 

1.       Salpicar al hablar (si y te cayeran las gotas a ti, en la mera cara)

 

 

2.       Saludarnos de beso (aunque trajeras gripe)

 

 

3.       Que el mesero te hable con tu plato en su mano (si ese que estas a punto de degustar)

 

 

4.       Servirte la salsa con totopos y pan al llegar al restaurante (ignoramos si se lavaron las cucharas de las salsas entre comensal y comensal) además de que ignoramos si durante la transportación del pan, la salsa y totopos hubo salpicaduras (de saliva).

 

 

5.      Servirte la salsa con totopos y pan al llegar al restaurante (ignoramos cuantos comensales se metieron esa cuchara de la salsa a la boca) además de estas platicando y salpicando esa salsa panes y totopos (yomi)

 

 

6.       Tomar los bocadillos de degustación de ciertas tiendas tipo club sin lavarte las manos, mientras el demostrador te promociona el producto (nuevamente ingiriendo saliva ajena en tu degustación) 

 

 

7.       ¡Qué tal cuando comes unos ricos tacos al pastor, de bistec o campechanos en medio de la calle, en el puesto donde nos amotinamos por su gran sazón y no hay donde lavarse las manos, donde todos compartimos la misma cuchara para servirnos las salsas, mmm!

 

 

8.   Que tal cuando baila el taquero con tu orden colocándole la piña con sutil entusiasmo y te das cuenta de que no tiene cofia, ni cubreboca.

 

 

9.   Que tal aquel taquero de larga cabellera abundante y china, bañado en sudor que te sirve tus tacos (si con todo y sudor) que tan alegremente te comes (una orden tras otra)

 

 

10.   No se hable de los tacos de canasta, (que delicia) que siempre se ponen a la salida del metro y ahí comes en el arroyo vehicular y en medio de la gente.

 

 

11.   Estas ricas brochetas de pescado y camarón que te comes contemplando el mar (no importa que te las sirvan empanizadas con un poco de arena)

 

 

12.   Que tal aquel médico se sale con su pijama quirúrgica y estetoscopio en el cuello a echarse un taco (de bistec con arroz y un huevito) ahí en el puesto de doña Lupe en frente del hospital.

 

 

13.   Que te comas las palomitas y los cacahuates en el bar, si en el mismo tazón donde varios ya “entonados” comieron y fueron a descargar las aguas, que no se lavaron las manos (la estadística así lo marca) y para acabarla dudas de que leven los tazones entre cliente y cliente (por lo menos yo si)

 

 

14.   Ya no se diga de los tubos del metro, llenos de todo, de los vagones sardina donde vamos todos juntos sin espacio para la sana distancia, donde uno que otra desayuna ahí sentada, presumiendo su torta a todos.

 

 

Dice mi mujer que soy muy quisquilloso que me hace falta flora intestinal, que le entre a las comidas callejeras para re-poblar mis intestinos, lo cierto es que ahora con covid ya no será posible.

 

 

Por lo menos ahora mas personas son conscientes de como ocurre el contagio, como sociedad nos falta quizá un 50% a adquirir el habito del saneamiento meticulosamente como ocurre en una planta de alimentos (claro que aplica en ciertas circunstancias).

 

 

                                                              ¿Y tú que habito de limpieza adquiriste con la nueva normalidad?

 


Copyright 2020 © Mindelh México SA de CV.

 

La propiedad intelectual de los artículos son de Mindelh México ©. Los artículos se crean en formato electrónico, son un regalo para los clientes y suscriptores de Mindelh México y son para uso y disfrute de los mismos, los cuales no puedes revenderlos ni usarlos con fines comerciales., Si los han compartido contigo y no eres suscriptor, te animo a que lo seas y recibas información. Gracias por respetar el trabajo, el tiempo, el esfuerzo y la dedicación que hemos puesto en los artículos.


Suscríbete al Blog y Recibe un Regalo de Bienvenida!

Si quiero acceder al contenido PREMIUM gratis

Responsable: Mindelh México SA de CV, siendo la Finalidad; Envío de las publicaciones y correos comerciales. La Legitimación; Es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en nuestras plataformas de email marketing Sendfox. Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@mindelh.com. Para mas información consulta nuestra política de privacidad


Escribir comentario

Comentarios: 0